KYOTO (25 de Octubre)




Kyoto es una ciudad que no se debe perder nadie que visite Japon. Representa la parte tradicional del pais, con un monton de templos y calles para ver. Una de las ciudades mas bonitas, tranquila, con muchas zonas verdes y no tan agobiante como Osaka o Tokyo.

Cogimos un ticket de autobus para todo el dia por 500 Y y asi ver lo mas importante de la ciudad.

El templo de Kinkaku-ji (templo dorado, 1397). Kinkaku significa pabellon dorado, y su nombre viene de las hojas doradas que se utilizaban para decorar el exterior e interior de las 2a y 3era plantas. Construido con una combinacion de estilos, el Shinden (la arquitectura mas popular de la nobleza de la era Heian), el Buke (tipo de residencia usada por los samurai, clase guerrera del s. XII, en la era Kamakura) y el Zen chino. En 1950 un joven monje lo quemo y en 1955 se reconstruyo.






El templo Ryoan-ji, conocido por su jardin de rocas (en japones sekitei) al estilo zen (uno de los mas famosos de Japon). Utiliza rocas (ishigumi) y arena blanca para crear representaciones abstractas de la naturaleza. Se emplea mucho tiempo para elegir la roca adecuada que represente una isla, un barco o una montanya, por ejemplo.



El templo Ginkaku-ji (templo de plata) es desde donde empieza el camino de los filosofos (la calle se llama Tetsugaku-no-michi), hacia el sur de la ciudad, muy tranquilo y bonito por estar cubierto de arboles con las hojas de otonyo y un canal de agua.





De ahi nos fuimos en bus a otra zona de la ciudad donde habiamos quedado con Rio para comer. Nos llevo a probar el sushi (pescado crudo), en un restaurante donde te ponen los platos en una cinta que pasa por tu mesa y vas cogiendo lo que te apetece, al final se cuentan los platos para pagar. Un tipo de restaurante muy curioso que tambien los hay en Espanya pero nunca lo habiamos probado. La comida es practicamente pescado crudo aunque tambien tienes algun pincho de carne y dulces japoneses a base de una pasta hecha con soja. En la comida tienes incluido el te japones.





Por la tarde, dimos un paseo por Jinggu michi calle hasta Yasaka shrine, un templo muy bonito al norte de Gion. Esta zona, la de Gion, es la zona de Kyoto que mejor preserva la atmosfera de otra epoca, donde se encuentran las cha-ya, originalmente restaurantes que servian refrescos a los patrones de los kabuki (uno de las artes japonesas mas conocidas antes solo representado mujeres y ahora solo por hombres), pero mas tarde se convirtieron en nightclubs de clase alta donde trabajan las prostitutas. Por las noches, en los restaurantes, las maiko y las geishas llevan a cabo diferentes tipos de entretenimiento para los huespedes. Esta es la zona donde es mas facil ver por las tardes a las maiko y geishas subiendo a los taxis, sobre todo en la calle Hanami-koji. Es muy dificil entrar en estos locales para verlos pues necesitas una especie de invitacion y la entrada vale 100.000 Y (unas 100.000 pesetas)!!




Las maiko son las chicas jovenes que bailan en las fiestas que se hacen en las cha-ya. Esta costumbre comenzo en el s.XVII, cuando las camareras de las cha-ya imitaban a los kabuki para entretener a los clientes. En aquella epoca solo las chicas entre 10 y 19 anyos podian ser maikos. hoy en dia hsta los 25, que es cuando se graduan y pasan al rango de geishas. La tradicion de cubrirse la cara con polvos blancos es un signo de que aun no han conseguido el status mas alto.



Pues ahi estuvimos, ya de noche, calle arriba y calle abajo a la caza de las geishas para fotografiarlas, junto con otros tantos giris que, como nosotros, parecian paparazzis acosandolas para intentar sacarles alguna foto. Salian de la casa y rapidamente se metian en el taxi que les esperaba en la puerta; dentro del coche algunas se terminaban de maquillar. Van muy serias pero se dejaban fotografiar sin problema, incluso algunas posaron delante de la puerta de un restaurante durante unos minutos mientras la gente les acosabamos con los flashes. Fue muy interesante e impresionante verlas, parece que retrocedes en el tiempo (quiza haya mas de las que pensaba pero ya no esperaba verlas, en China no vimos ninguna y llegue a la conclusion de que ya no existirian; si que hay muchas menos que antes, pero aun se las puede ver por la calle aunque en zonas muy concretas).

Volvimos pronto al guesthouse para tomar un cafecito, recoger la mochilas y salir hacia la estacion de autobuses donde tomariamos un bus para Tokyo a las 11 de la noche por 5.000 Yenes.

1 comentario:

Rosangela dijo...

Chicos, fantastico viaje! y que estupendo blog!
les envio un cariñoso saludo desde Venezuela
gracias Oscar por enviarme el link